LA ISLA DEL MIEDO

En la isla de Lesbos, Grecia, se encuentra uno de los peores campos de refugiados del mundo (si es que existe alguno que sea agradable) 

 

“Moria” acoge personas de diferentes nacionalidades que huyen a través del Mediterráneo en busca de un futuro mejor. Muchos de ellos mueren en el intento (en lo que va de 2016 ya han fallecido 4000 personas) y los que sobreviven se encuentran con una Europa que les da la espalda.

Allí, en el campo de Moria viven hacinados más de cinco mil personas ante el rechazo continuo de la población local. Tan tensa es la situación, que el lunes pasado han circulado por todos los medios de comunicación del mundo que los propios refugiados habían incendiado el Campo y alrededores por motivos desconocidos. 

 

Como siempre sostenemos desde Sin Fronteras, la noticia pierde veracidad a medida que se va repitiendo sin ser chequeada. Por esto, hablamos con Jenny, voluntaria de la organización REMAR SOS que convive y trabaja por y para los refugiados en varios países incluidos el Campo de Refugiados de Moria y esto fue lo que nos dijo:

 

“Ayer, después del incendio en Moría, más de 4000 refugiados se encontraban tirados en la calle y en medio del bosque sin comer, la mayoría de ellos eran niños. Cuando fuimos a llevarles comida, la policía nos dio las indicaciones de cambiar de camino porque esa vía estaba cortada para evitar la llegada de los refugiados al pueblo. Cruzamos el pueblo de Moría y en la entrada estaba también la policía prohibiendo la salida de la población para evitar enfrentamientos. Mientras estábamos en el auto, un grupo de aproximadamente 50 radicales, al darse cuenta que éramos voluntarios balancearon el coche de un lado al otro rompiendo cristales y golpeándonos.

Desde ayer se encuentran atemorizando a las organizaciones que ayudan a refugiados y a los mismos refugiados. Debido al incendio, varias familias han perdido a sus hijos por el caos en diferentes lugares del campamento, donde además explotaron bombas de humo que el viento propagó complicando aún más la situación. Estos hechos se han repetido en los últimos días con varias manifestaciones en contra de los refugiados para que los echen de la isla. Varios de los refugiados, de diversas nacionalidades, atemorizados por una futura deportación o abandono prendieron fuego algunos contenedores de basura en protesta por las condiciones. Muchas familias que ya lo han perdido todo, continúan sufriendo y perdiendo lo poco que les queda.”

 

La situación continúa siendo confusa y muy tensa, mientras algunos dudan, otros discuten y otros dan la espalda, desde Sin Fronteras enviamos nuestro apoyo y solidaridad a todos los voluntarios y personas que allí conviven.

Ni migrantes, ni refugiados…personas!

#séParte

 

Escribir comentario

Comentarios: 1
  • #1

    Hugo Paulini (miércoles, 21 septiembre 2016 09:46)

    Siempre las guerras fueron injusras. malvadas. crueles.. .Pero alli estan estos miles quienes nada tienen que ver con las guerras.son soli victimas. Mi opinion es esta. si los Europeos no los quieren .y puedeb tener sus razones. ellos tambien son victimas.pues vayamos los latinos. Jenny.a quien conosco ydoy fe de lo que dice.he trabajado en Atenas con ella. con toda la gente de Remar.estan necesitando manos y corazones que les den Amor del que viene de arriba. Quienes quieran ir por favor escribanme a: paulinihugo@hotmail.co.uk o por whatsapp al. +5491141560407 y alli lo hablamos.