ARGENSIRIOS

Según una encuesta realizada por Amnistia Internacional, Argentina se ubica en el 6to puesto del ranking de países dispuestos a recibir refugiados. Según muestran los datos, el 89% de los argentinos encuestados ve con buenos ojos la posibilidad de dar asilo a quienes huyen dia a dia de conflictos políticos, económicos y humanitarios.

Sabido es el anuncio del presidente Mauricio Macri en la Asamblea de las Naciones Unidas el año pasado sobre el compromiso de recibir 3000 refugiados sirios en nuestro país.

De aquel momento hasta ahora, lejos estamos de llegar al número mínimo de recibimientos y, según dicen organizaciones abocadas al tema, la burocracia frena cada vez más los trámites de recepción de refugiados.

Por un lado, hay que entender que los funcionarios argentinos poco saben del tema y estan, junto al resto de nosotros, aprendiendo y organizando un sistema que pueda soportar la llegada masiva de personas extranjeras en situación de refugiados. Por otro lado, y aun mas importante, destacar que ha habido un cambio en la dirección de voluntad política nacional respecto de esta temática, ya que en el momento del anuncio del presidente Macri, Susana Malcorra, canciller argentina, estaba en carrera para ser electa Secretaria General de las Naciones Unidas en la sucesión de Ban Ki-Moon. Pasado el tiempo, fue el portugués Antonio Guterres quien se quedó con el cargo, y poco a poco tanto la cancillería, como la presidencia fueron alejándose de diferentes formas de este caballo de batalla de campaña.

Ante esta situación, organizaciones como Refugio Humanitario Argentino, JUCUM y otras que han traido y están trayendo familias sirias a nuestro país, estan sufriendo la distancia por parte del estado y la no resolución de situaciones indispensables para llevar a cabo este proyecto Nacional.

Por un lado el dinero aportado a los pasajes de quienes vienen no aparece, por otro, los trámites en las Embajadas correspondientes comienzan a archivarse y las respuestas no llegan.

Con este panorama, crece una vez más el interrogante sobre la realidad de afrontar este conflicto. ¿Estamos preparados, hay una logística suficiente, depende únicamente del estado?

Ante estas preguntas, sostenemos que son los voluntarios comunes y corrientes, quienes, movidos por el amor y la compasión, han logrado poner en marcha este avance humanitario, sin embargo también han llegado a un momento en el que el rol del Estado Nacional es vital para funcionar de forma seria, transparente y sostenible en el tiempo.

Como bien dice el Ingeniero Mariano Winograd (fundador de Refugio Humanitario Argentino), “los argentinos tenemos una virtud que es debilidad: la improvisación”

La improvisación nos ha llevado a ser receptores, llamantes, compasivos, pero también nos puede llevar a tomar malas decisiones, cometer errores y retrasar lo logrado hasta este momento.

Mientras Europa colapsa con la llegada de refugiados, mientras sus gobernantes cierran las puertas a la ayuda humanitria, son los colecivos particulares y las personas comunes y corrientes quienes demuestran que si se quiere, se puede.

 

No son refugiados, son seres humanos.

0 comentarios

CAÍMOS EN LA #TRUMP

En varios países del Hemisferio Sur y aquellos que están en el centro, lo que nunca creímos ver finalmente pasó. Mientras amanecía y varios se preparaban para sus rutinas diarias, los portales de los medios de comunicación y las redes sociales solo hablan de una cosa: La #TrumpVictory

Nos hemos visto sorprendidos por lo que sucedió en una de las mayores potencias mundiales, contra todos los pronósticos, una vez más, vemos que ni los medios ni ninguna otra cosa pone o saca presidentes, es el voto popular quien decide. La democracia es eso que pasa mientras la gente sigue muriendo.

¿Cómo fue capaz este señor de ganar las Elecciones Presidenciales en uno de los países dominantes del Primer Mundo? Esta pregunta seguirá dando vueltas por años, sobre todo luego de la frívola campaña electoral que lanzó, donde, por ejemplo, se dejó bien en claro que EEUU no tendría lugar para inmigrantes, musulmanes (como si esto involucrara algo específico), y otros.

Una campaña que además de mostrar su racismo, evidenció un exceso de violencia y destrato a la mujer como si fuese un objeto.

El país más desarrollado del mundo, evidentemente, no lo es.

La respuesta a esta victoria puede verse en los siguientes números: El 87% de las mujeres de 18-64 años en EEUU, ha sufrido algún tipo de acoso en la calle. EEUU es el país del Primer Mundo con más muertes por arma (3/100mil habitantes) y el 50% de los ciudadanos norte americanos cree que los musulmanes deberían ser vetados de los Estados Unidos.

De esta forma, vemos que la #TrumpVictory es el reflejo de lo que la media de la sociedad en aquel país siente y piensa. 

Un país, que en pocos años pasó de tener un presidente negro (con todo lo que ello implica en EEUU) a uno racista.

Nosotros desde aquí y ustedes desde allí estamos igual de perplejos. Desde enero del próximo año empezaremos a ver como se suceden los factores del orden mundial y para qué lado gira la aguja del reloj.

Lo cierto es que en Siria, Irak, Yemen, Somalia, Eritrea (verdaderamente la lista es interminable), seguirá muriendo gente, seguirá creciendo la hambruna y se seguirán vulnerando los derechos humanos.

Por lo pronto desde el Parlamento Holandés, Wilders, el Primer Ministro de Hungría, Orban, y Putin, fueron los primeros ultraderecha…mejor dicho, fueron los primeros Líderes en felicitar a su par Donald Trump por la victoria.

Dicen que los políticos nunca cumplen lo que prometen. Esperemos que esta vez se cumpla esta ley.

Caímos en la #Trump

 

EMILIANO ZALAGIONE

 

 

@sinfronteras_ok 

0 comentarios

Inmigrantes Pobres

"¿Cuánta miseria puede aguantar la Argentina recibiendo inmigrantes pobres?"

Estas, así como se leen, fueron las declaraciones del Jefe del Bloque de Senadores de la actual oposición en el gobierno argentino (ex oficialismo, Frente Para la Victoria).

 

El político, lejos de "acomodar" sus dichos, criticó las oportunidades que se le dan a los inmigrantes en territorio argentino en detrimento de la que los argentinos reciben en otros países latinoamericanos.

 

Esta exposición, la cual repudiamos desde el equipo de SF, tiene algo de positivo y es que abre, o profundiza el debate sobre inmigración, tema que los argentinos venimos posponiendo y esquivando, como si solo fuera un drama de Europa y Medio Oriente.

A estos dichos se sumaron las declaraciones de Claudio Avruj (secretario de Derechos Humanos del Gobierno argentino), quien especificó que como enuncia el preámbulo de la Constitución Argentina, debemos "asegurar los beneficios de la libertad  para todos los hombres del mundo que quieran habitar el suelo argentino..." pero también, debemos rever las políticas de control migratorio.

 

Celebramos que desde los sectores más distinguidos se comience a tratar la inmigración, y lo que esta representará para nuestra sociedad. 

En las últimas semanas se han conocido varios ejemplos de familias, comunes y corrientes, que han abierto sus casas y su comodidad para recibir a otras familias y personas que escapan del horror en Siria. Tal es el caso de la organización informal Refugio Humanitario Argentino, quien viene trabajando a fondo en este tema y desafiando a todos los sectores a involucrarse. También se suman comunidades cristianas y católicas que intentan capitalizar la base de su fe en acción.

 

De esta forma, el pueblo argentino empieza a abrir los ojos y ser parte de la realidad que vive el mundo. 

La etimología de la palabra RECORDAR implica "volver a pasar por el corazón", y esto es justamente lo que los argentinos comenzarán a hacer, pasar por el corazón a sus abuelos, tíos, padres, etc, que llegaron a nuestro país huyendo de la Guerra y la miseria y fundando, a base de esfuerzo y trabajo la Nación de oportunidades, el Semillero del Mundo en aquellas épocas.

 

Ante todo, cabe mencionar que no debería ser los recursos económicos que posean los inmigrantes que vienen, sino tener en cuenta la situación de la que vienen, muchos de ellos habiendo perdido todo, incluso la esperanza.

 

Nos queda como desafío saber si estamos preparados para relanzar nuestro país a la economía mundial, sobre todas las cosas abriendo los brazos a quienes deseen habitar nuestra Tierra y siendo empáticos por el otro, que antes que un refugiado, un inmigrante...es un prójimo.

 

EMILIANO ZALAGIONE

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Hungría, el dolor se olvida

La Primera Guerra Mundial, la Segunda y la Revolución del ´56 obligaron a la población húngara a migrar y desplazarse por el mundo huyendo en todos los casos de la miseria, hambruna y el terror. Entre ellos, aproximadamente 30000-40000 húngaros llegaron a nuestro país en busca de esperanza y una nueva vida. Con el paso de los años fueron adaptándose a la cultura y manteniendo viva su esencia y costumbres.

El pasado 2 de octubre en Budapest, capital del país, el Primer Ministro ultra derechista Viktor Orbán junto a otros partidos políticos lanzaron a la población a votar el referéndum en contra de la recepción de refugiados dentro del territorio húngaro.

La pregunta del referéndum era la siguiente: "¿Quiere que la Unión Europea pueda imponer re ubicaciones obligatorias de ciudadanos no húngaros en Hungría, incluso sin la aprobación del Parlamento?"

Pareciera ser, al igual que otros países europeos, que el Primer Ministro desconoce su pasado y la historia de su pueblo. Esto es un reflejo también de la reciente vaya construida por 175km en al frontera con Serbia, con el objeto de evitar el ingreso de inmigrantes en su deseo de llegar a Austria o Alemania.

En las últimas horas también se han dado a conocer videos y testimonios de sirios, irakies, entre otros, recibiendo brutales golpizas de la policía húngara y hechos de lesa humanidad denunciado por distintas organizaciones internacionales, principalmente Amnistía Internacional.

 

Ante este panorama, solo restaba ver cual sería la voluntad del pueblo húngaro en su deseo o no de continuar recibiendo refugiados ante la crisis mundial que vive hoy Europa.  A pesar de la campaña xenófoba de los últimos días, no se logró superar el 50% de los votantes, cifra requerida para dar por válida la consulta popular. Eso si, quienes votaron (algo más del 40% del electorado), se volcaron en un 98% por el NO a las cuotas acordadas con la Unión Europea.

 

Ante el fracaso de la campaña, varios opositores pidieron la renuncia del Primer Ministro, quien luego de unas horas de silencio salió a la prensa para declarar lo siguiente: "Hemos logrado un resultado excepcional. Sólo los húngaros pueden decidir con quien desean vivir. Es por el futuro de nuestros hijos, de nuestro estilo de vida, de nuestras raíces cristianas. Debemos elegir con quien vivir". 

Evidentemente Viktor Orbán no sólo ha olvidado su historia de migrante sino también las formas cristianas para con el prójimo.

 

Esta semana está previsto que viaje a Bruselas a negociar distintos temas sobre política de migración y ya anunció, sin dar mayores detalles, de una próxima modificación en la Constitución Parlamentaria húngara. Eso si, de los 4mil millones de euros que recibe cada año de la Unión Europea para "cambios estructurales" no hubo referéndum ni queja, ni devolución.

 

0 comentarios

LA ISLA DEL MIEDO

En la isla de Lesbos, Grecia, se encuentra uno de los peores campos de refugiados del mundo (si es que existe alguno que sea agradable) 

 

“Moria” acoge personas de diferentes nacionalidades que huyen a través del Mediterráneo en busca de un futuro mejor. Muchos de ellos mueren en el intento (en lo que va de 2016 ya han fallecido 4000 personas) y los que sobreviven se encuentran con una Europa que les da la espalda.

Allí, en el campo de Moria viven hacinados más de cinco mil personas ante el rechazo continuo de la población local. Tan tensa es la situación, que el lunes pasado han circulado por todos los medios de comunicación del mundo que los propios refugiados habían incendiado el Campo y alrededores por motivos desconocidos. 

 

Como siempre sostenemos desde Sin Fronteras, la noticia pierde veracidad a medida que se va repitiendo sin ser chequeada. Por esto, hablamos con Jenny, voluntaria de la organización REMAR SOS que convive y trabaja por y para los refugiados en varios países incluidos el Campo de Refugiados de Moria y esto fue lo que nos dijo:

 

“Ayer, después del incendio en Moría, más de 4000 refugiados se encontraban tirados en la calle y en medio del bosque sin comer, la mayoría de ellos eran niños. Cuando fuimos a llevarles comida, la policía nos dio las indicaciones de cambiar de camino porque esa vía estaba cortada para evitar la llegada de los refugiados al pueblo. Cruzamos el pueblo de Moría y en la entrada estaba también la policía prohibiendo la salida de la población para evitar enfrentamientos. Mientras estábamos en el auto, un grupo de aproximadamente 50 radicales, al darse cuenta que éramos voluntarios balancearon el coche de un lado al otro rompiendo cristales y golpeándonos.

Desde ayer se encuentran atemorizando a las organizaciones que ayudan a refugiados y a los mismos refugiados. Debido al incendio, varias familias han perdido a sus hijos por el caos en diferentes lugares del campamento, donde además explotaron bombas de humo que el viento propagó complicando aún más la situación. Estos hechos se han repetido en los últimos días con varias manifestaciones en contra de los refugiados para que los echen de la isla. Varios de los refugiados, de diversas nacionalidades, atemorizados por una futura deportación o abandono prendieron fuego algunos contenedores de basura en protesta por las condiciones. Muchas familias que ya lo han perdido todo, continúan sufriendo y perdiendo lo poco que les queda.”

 

La situación continúa siendo confusa y muy tensa, mientras algunos dudan, otros discuten y otros dan la espalda, desde Sin Fronteras enviamos nuestro apoyo y solidaridad a todos los voluntarios y personas que allí conviven.

Ni migrantes, ni refugiados…personas!

#séParte

 

1 comentarios